Láser

La incorporación del Láser a los tratamientos médicos de las distintas especialidades, incluida la fisioterapia y la rehabilitación, ha constituido un gran avance para la medicina actual.

La palabra LÁSER es un acrónimo que traducido del inglés significa Luz Amplificada por la Emisión Estimulada de Radiación; sus efectos se pueden definir como una bio-estimulación mediante fotones de luz.

La bio-estimulación láser produce una marcada acción anti-inflamatoria, anti-edematosa y analgésica y, por tanto, se utiliza ampliamente en lesiones osteo-músculo-tendinosoligamentoso y en la inflamación de las estructuras nerviosas, donde se mejora significativamente la sintomatología dolorosa y la limitación funcional (potenciada por la sucesiva movilización). Estas afecciones agudas desaparecen más rápidamente con el tratamiento de laserterapia. Además, este tratamiento produce una estimulación en los mecanismos y procesos naturales de regeneración de los tejidos y, por tanto, influye positivamente en la evolución de las artropatías degenerativas.

Beneficios del Láser en fisioterapia:

1. Reparación rápida de los tejidos

2. Rápida formación del colágeno

3. Efectos beneficiosos en las células nerviosas y en la producción de endorfinas-B

4. Aceleración del sistema linfático y reducción en el edema

5. Revascularización y aumento del flujo sanguíneo