Electrolisis percutánea ecoguiada

Es una novedosa técnica que utiliza las agujas más finas y menos dolorosas del mercado junto con una corriente galvánica para romper el tejido degenerado y permitir al cuerpo una segunda oportunidad de recuperación del tejido lesionado mediante un proceso inflamatorio controlado.

El objetivo de esta técnica es desarrollar una reacción electroquímica en la zona del tejido afecto, desencadenando así una respuesta inflamatoria controlada, que pondrá en marcha los mecanismos biológicos celulares para desarrollar así una respuesta de reparación o regeneración del tejido dañado (tendón, ligamento, músculo,…).

La electrolisis percutánea músculo-esquelética forma parte de las técnicas de fisioterapia invasiva que empezaron a aplicarse hace tan sólo una década. Con el trabajo investigador de algunos fisioterapeutas hoy en día la técnica está muy depurada: sabemos cuándo la tenemos que aplicar, cómo, con qué pauta y con qué control.

Actualmente, esta técnica se está utilizando con muy buenos resultados en el tratamiento de:

  • Tendinopatías o “tendinitis”: tendón rotuliano, tendón de Aquiles, manguito de los rotadores, “codo del tenista” o epicondilitis,…
  • Pubalgias
  • Fascitis plantar
  • Patología muscular: roturas fibrilares, fibrosis post-traumáticas…
  • Roturas musculares agudas y crónicas
  • Esguince crónico de tobillo
  • Gangliones o quistes sinoviales
  • Puntos gatillo miofasciales
  • Túnel del carpo
  • Periostitis tibial