Drenaje Linfático Manual

 Método  Vodder

Es una técnica de masaje que favorece el funcionamiento del Sistema Linfático, éste de vital importancia para una marcha eficaz del Sistema Inmunológico. Consiste en la realización de maniobras manuales suaves que se realizan con el fin de drenar o desplazar la linfa, que por diferentes disfunciones se encuentra estancada hacia territorios linfáticos sanos y su por consiguiente evacuación hacia el torrente venoso.

La aplicación del Drenaje Linfático Manual se encuentra en el campo de la oncología para el tratamiento del linfedema, también tiene vital importancia en el tratamiento de edemas traumáticos y después de cualquier tipo de cirugía estética. Las maniobras son siempre suaves e indoloras para el paciente.

Método Vodder– Su origen se debe al Doctor Emil Vodder, científico que consagro su labor humana al investigar el sistema linfático y, que como consecuencia desarrollo un modo de mantenerlo saludable para evitar enfermedades y también para curarlas.

Indicaciones:

  • Después de Cirugía Estética o Traumatológica
  • Edemas linfoestáticos (por ejemplo en el edema de brazo tras extirpación mamaria)
  • Edemas del sistema nervioso (migrañas, dolores de cabeza, vértigo)
  • Edemas postoperatorios y para mejorar la presentación de cicatrices, queloides
  • Enfermedades crónicas de las vías respiratorias (rinitis, sinusitis, faringitis, amigdalitis…)
  • Edemas de origen traumático: hematomas, luxaciones, tirones musculares, siendo muy indicado para la recuperación de los deportistas
  • Edemas por embarazo (prevención de estrías, descarga de las piernas)
  • Artritis, artrosis, y afecciones de las partes blandas (capsulitis, tendinitis…)
  • Linfedema congénito o adquirido
  • Trastornos vasculares periféricos. Edema premenstrual y del embarazo, varices venosas, lipedema
  • Distonia neurovegetativa (nervios, ansiedad…)
  • Dermatología:  Acné, dermatitis, caída del cabello, eczemas crónicos y de tipo alérgico, úlcera de decúbito, edemas faciales, úlceras vasculares,
    quemaduras
  • Celulitis. Reducción de peso. Piernas cansadas